Mi familia sabe que me encanta cocinar y experimentar con diferentes sabores, así que cada año es una sorpresa el sabor que tendrá el pavo que prepararé el Día de Gracias o Thanksgiving. Y este año no será la excepción y por ello, les platico la receta que estaré preparando para mi familia este próximo jueves.

Ingredientes:

  • 1 pavo natural, de 10 a 12 libras (o del tamaño que lo necesites para tu familia)
  • 2 litros de agua
  • 1 taza de azúcar morena
  • 1 taza de sal
  • 8 Chiles guajillo o pasilla secos
  • 3 botellas o latas de cerveza oscura
  • 12 dientes de ajo pelados
  • 2 cucharadita de orégano seco
  • 2 cucharadita de tomillo seco
  • 10 a 12 hojas de laurel

Preparación:

Marinar el Pavo

Lava muy bien el pavo con agua fría por dentro y por fuera. La clave de un rico pavo es el marinado. Por lo que es muy importante marinar el pavo un día antes de meterlo al horno, para que los sabores se impregnen muy bien y logres un sabor delicioso.

Primero hay que cocer un poco los chiles guajillos en 1 litro de agua para que se hidraten un poco. Luego incorporarlos en la licuadora junto con 8 dientes de ajo, el azúcar, la sal, el orégano y el tomillo seco. Licuar en velocidad máxima hasta lograr que todos los ingredientes se incorporen. Posteriormente, en un contenedor suficientemente hondo donde quepa tu pavo, incorporas esta mezcla de chiles y especias con el resto del agua y el contenido de las 3 botellas de cerveza. Una vez que todo esta bien mezclado, colocas tu pavo con la pechuga hacia abajo para que se vaya impregnando de el marinado. Asegúrate que el todo el pavo este cubierto con esta mezcla y refrigera por lo menos por 12 horas.

Hornear el Pavo

Una vez transcurridas las 12 horas,  retira el pavo del exceso del liquido del marinado, solo deja el marinado que le cubre la piel. Coloca el pavo en un contenedor para hornear y dentro de la cavidad del Pavo, coloca 4 dientes de ajo y las hojas de laurel. Si lo prefieres, puedes atar las piernas con un mecate.

Hornea a 325 grados Fahrenheit por 1 hora sin cubrir el para que empiece a dorar por arriba. Luego tapa el recipiente con papel aluminio y continua horneando por 2 o 3 horas más aproximadamente, dependiendo del tamaño de tu pavo o hasta que salte el taponcito rojo que viene insertado en los pavos o que el termómetro que insertaste en el pavo marque 165 grados F y los muslos se muevan con facilidad al levantarlos o torcerlos. Deja reposar 20 min para cortarlo con facilidad y ¡disfruta en familia!

Compartir

Relacionado

Ver Todos los Artículos Recientes