La coliflor es una verdura baja en calorías y una excelente fuente de fibra, vitaminas y minerales. Aunque su sabor no es del gusto de todos (sobre todo de los peques en casa), sus beneficios hacen que valga la pena consumirla. Una buena manera de prepararla es con esta práctica receta que te comparto a continuación, donde reemplazaremos el queso por una mezcla riquísima, que estoy segura te encantará a ti y a tu familia. Inténtalo y verás 😉

Ingredientes:

  • 1 Cabeza de Coliflor (del tamaño que gustes)
  • 100 gramos Kale
  • 150 gramos de Nuez de la India
  • 220 ml de Leche de Almendras
  • 1 Diente de Ajo
  • 2 Cucharadas de Mostaza (opcional)
  • 1 Cucharada de Paprika
  • Sal y Pimienta al Gusto

Preparación:

  1. Separa la coliflor del tallo en pedazos pequeños. Una vez enjuagados, colócalos junto con el Kale en una olla con agua y ponlo a hervir hasta que se cuezan.
  2. Agrega en la licuadora la nuez de la india, la leche de almendras, el ajo, la mostaza, la paprika, la sal y la pimienta, y mezcla hasta que te quede una consistencia espesa.
  3. Una vez que hayas escurrido la coliflor y el Kale, ponlos en un recipiente para hornear, y vierte encima la mezcla que hiciste en el paso 2. Si te gusta mucho la paprika, puedes aprovechar para agregar más de este ingrediente antes de meterlo al horno.
  4. Mete el recipiente en el horno por 8 minutos aproximadamente a una temperatura de 350 Farenheit. Y listo! disfruta de las bondades de esta verdura con un sabor delicioso.
Compartir

Relacionado

Ver Todos los Artículos Recientes